¡Y NO PASA NADA! Y SIGUE SIN PASAR; Y LO QUE PASA, PASA CON PREMEDITACIÓN Y “AGOSTOSÍA”

  • Un conclunacaraurso “ad hoc” para que venga Decathlon a nuestra Ávila.
  • Un concurso que gana en solitario una empresa –Padecasa- que es la que traerá a la empresa Decathlon, por medio del compromiso contractual con otra empresa que se llama Tonclade, que es la empresa que para estos casos urbanizadores tiene como intermedia la empresa Decathlon. Empresas, empresas, empresas…
  • Una vez ganado el concurso: unos plazos en el tiempo -que tiene obligados Padecasa- para que se implante Decathlon.
  • Los tiempos prescritos pasan: Y no hay implante. Decathlon dice “nanay”. Tonclade dice “nanay” y Padecasa, al Ayuntamiento de Ávila, le dice que de momento “nada”
  • En el Pleno Municipal del 25 de octubre de 2013 –en ruegos y preguntas- le preguntamos al Alcalde ¿qué va a hacer?. El Alcalde contesta: Nosotros no tenemos relación con Decathlon, lo tiene la empresa Padecasa; esto va entre ellos; nosotros ante la noticia de que Decathlon “.retrasa el proyecto dos años… no tenemos más que decir. Esperaremos.”
  • El 31 de octubre le pedimos al Alcalde que resuelva el contrato. Nada se resuelve.
  • ¿Qué es lo que nos ha costado?

Una actuación que sigue las directrices urbanísticas marcadas por el operador -atendiendo exclusivamente a su criterio de en donde se debe ubicar comercio en la ciudad- y que son puntos de vista particulares y egoístas de un agente comercial (el sitio lo impone Decathlon).

Una gestión urbana -adaptada a la medida para el caso- que ha generado una 8ª modificación del Plan General para poder acceder al solar del futuro operador virtual y que ha pagado el Ayuntamiento con réditos exagerados de edificabilidad para la propiedad del sector adyacente; a cambio de que éste ceda 190 m2. de terreno que hicieran posible este acceso. (Se multiplica por 3,5 veces el número de viviendas en el sector). ¡Esto es dinero -pagado en especies- que paga el Ayuntamiento!

Una movilización de funcionarios en trámites urbanísticos.

Y una paralización de tres años y medio de las actuaciones y los recursos que se podrían haber solventado con cualquier otra empresa y operadora que hubiera cumplido sus compromisos.

  • ¿Qué está pasando ahora?

Que Padecasa pide la resolución del contrato, y que se le devuelva la fianza: “Si te he visto no me acuerdo”

  • ¿Qué responde el Ayuntamiento?

Claro que sí “mio signore”; Ud. no es responsable de nada “quién no ha cumplido es Tonclade, es Decathlon, con la que nosotros no tenemos que ver nada”.

Ud. es una empresa ¡pobrecita! que ha incumplido el contrato sin dolo y sin gasto para nosotros. La ley dice que la fianza responde de los daños y gastos justificados que usted haya ocasionado. Y usted no nos ha hecho ningún daño, ni nos ha ocasionado ningún gasto. Usted tiene derecho a que le devolvamos toda la fianza, y no le mermaremos ni un ápice de la misma, porque ni nos entretendremos en evaluar los gastos y el daño que nos ha ocasionado con su incumplimiento del contrato.

Le devolvemos su fianza Sra. Empresa, Decathlon está por encima del bien y del mal, y usted por consiguiente: Nosotros siempre a su servicio y al del lobby, ¡y no pasa nada! ¡estamos en agosto!.

Anuncios

Acerca de jachamorro

Arquitecto por la ETSAM. Doctor en Bellas Artes por la UCM. Profesor Titular de Universidad en la Facultad de Bellas Artes de Madrid en la UCM.
Esta entrada fue publicada en Noticias de Concejal, Urbanismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s