SOBRE EL DISEÑO DE OBJETOS Y LA FABRICACIÓN CASERA CON IMPRESORA 3D; Y NO TAN CASERA. (Un fenómeno social)

Iris-van-Herpen-3D-printed-fashion-1HVPC004 recortada

Distingamos dos cosas, la herramienta y el fenómeno: Las impresoras 3D de bajo costo y su trascendencia social. La herramienta, en este caso la impresora; y el fenómeno social como consecuencia. Y es aquí donde está, no la novedad -porque el fenómeno en esencia no es nuevo; hablaremos de ello más adelante- pero sí, una nueva variante de enorme transcendencia social en nuestras vidas.

¿Qué es una impresora 3D? Es una máquina que conforma objetos sin limitación de forma, con determinados materiales. Una máquina, conformadora de cosas en tres dimensiones, como tantas otras.

Una impresora 3D, actúa dejando rebanadas -de gruesos precisos- del material pertinente según técnicas –actualmente los más populares son plásticos como el ABS, en general polímeros de diversos tipos… o escayolas con aditivos, normalmente polímeros- que se van depositando -según las instrucciones de un ordenador que manda la forma del objeto a base de cortes virtuales- seguidas, una tras otra, hasta que, sedimentadas todas, el objeto queda terminado.

Se llama impresora por su similitud con las impresoras tradicionales que depositan tinta sobre el papel, incluso en capas con diversas pasadas, con unos inyectores. Esta técnica de inyección por capas con estos mismos inyectores, adaptados, puede inyectar plástico o cualquier otro material.

En suma, es una máquina de conformar materiales como lo es una fresadora o una inyectora de plástico industrial o un torno… La novedad está en la técnica que ha hecho posible esta herramienta característica: la inyección deposición de capas. Es una forma de conformar más. Lo asombroso, para el profano, viene por llamarla impresora y trasmitir la idea de que una impresora –que inyecta tinta en un plano y de ahí no sale- es capaz de “imprimir” un objeto, un volumen real, no virtual, con un material sólido y como deriva una cosa funcionando y lista para su uso.

Aparte de esta aparente “magia” (una impresora saca un volumen, “lo imprime”; seguimos recordando que es una nueva máquina de conformar más, como tantas otras que hay y habrán), el fenómeno social transciende por lo siguiente:

  • La máquina puede ser muy barata.
  • Los materiales de producción con los que funciona pueden ser, también, muy económicos; plástico, escayola… (llegarán aleaciones metálicas asequibles).
  • La máquina puede, en todas sus partes mecánicas, autorreproducirse (con la máquina que tengo puedo hacer otra idéntica, o una nueva en su diseño).
  • La máquina está al alcance de una economía doméstica y me puedo producir mis objetos.
  • Y si no está tan al alcance, puedo llevar mi objeto a una copistería 3D y pedir que me lo reproduzcan; o me lo produzcan a través de mi objeto proyectado; por mí o por otro. ¿Qué llevo a la copistería? Pues “los planos”. Los planos, no son tales; sino el objeto en volumen virtual 3D en un archivo digital, que la máquina de control numérico, en este caso la impresora 3D, me lo produce.
  • Yo puedo diseñar mi objeto; lo proyecto con una plasmación 3D en el espacio virtual (el ordenador) y lo imprimo o lo mando imprimir y, seguidamente, lo utilizo. O un diseñador proyecta un objeto; me vende su archivo y yo lo llevo a la copistería 3D, que me lo imprime.
  • Hay más. Puedo acudir a la red, buscar archivos de objetos diseñados; bien de acceso libre o bajándolos mediante pago, y me los imprimo, en casa o en la copistería, y ¡a disfrutarlos, usarlos!

La trascendencia social es enorme. El diseñador pone en la red su objeto proyectado y tú te lo fabricas; fácil y barato. Objetos únicos o mil veces repetidos por ti u otros.

Por primera vez un objeto, funcionando, del diseñador al usuario, mediante una fabricación accesible a la “gran masa”. Objetos gratuitos en su diseño, si el diseñador los pone en copy left; o de pago, con precios de mercado on line.

En suma, posibilidades de autofabricación de múltiples objetos de uso, en todas las variantes del diseño: autodiseño, diseño único, o diseño público.

Como dijimos al principio, el fenómeno no es tan nuevo. Un fenómeno similar, de diseñadores profesionales divulgando su diseño por una red social, ya existió y continúa. Se podría llamar en estos momentos “efecto Burda”:

  • ¿Cuál la máquina? la máquina de coser; o algo todavía más antiguo, las agujas de tricotar. La máquina de coser, desde el siglo XIX, inundó los hogares y hoy día aún permanece en menor medida; ahora con la crisis, si sistémica, ¿se reavivará su uso?
  • ¿Cuál el fenómeno? el de la transmisión de un diseño, por la red social de los medios de publicación tradicionales; las revistas especializadas para la ocasión, o las revistas y periódicos con sus secciones dedicadas fundamentalmente a las mujeres. ¿Y que diseño trasmitían? Trasmitían diseño, a los autoproductores, por medio de planos; planos en que el objeto a fabricar se representa en un sistema diédrico adaptado: los patrones. Esos diseños se ponían, y se ponen, en la red social de la distribución periodística tradicional, y los planos (patrones) siguiéndolos fielmente en casa, los fabrica el usuario con su máquina, según el diseño que directamente llega del diseñador al autoproductor: jerséis, trajes, batas, trajes de novia…

Esto es lo que probablemente nos deparen las impresoras 3D en su transcendencia social. Lo de menos será su aplicación como una herramienta más, en el mundo profesional del diseño y la producción convencional. Lo interesante será la posibilidad de la autoproducción doméstica y la ventaja consecuente de la transmisión directa del objeto diseñado, desde el diseñador al fruidor; expresado en el espacio virtual, transmitido por medio de un archivo digital por la red (libre o de pago) y autoproducido por el usuario con su impresora 3D o por medio de una copistería, también 3D.

Creo, no nos equivocaremos en exceso con el fenómeno que aquí se expone. No será exactamente así, pero será parecido o pudiera serlo. ¡Oh, futuro!

http://www.publico.es/448604/imprima-su-rifle-de-asalto-en-casa

http://www.thingiverse.com/

http://www.thingiverse.com/PrettySmallThings/collections/flexible-inspiration

http://www.thingiverse.com/categories/fashion

http://www.thingiverse.com/Ansel/collections/lt3-engineering

http://www.pp3dp.com/

http://www.makerbot.com/

http://www.engadget.com/2013/01/08/eyes-on-with-3d-systems-cubex-and-next-generation-cube/

http://www.ultimaker.com/

http://www.mcediciones.com/burda/

http://www.burdastyle.de/chameleon/outbox/public/f19b3130-95c6-11af-2da1-945602fdfe27/E007_DL_Mod_09_ES.pdf

Anuncios

Acerca de jachamorro

Arquitecto por la ETSAM. Doctor en Bellas Artes por la UCM. Profesor Titular de Universidad en la Facultad de Bellas Artes de Madrid en la UCM.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s