La irresponsabilidad sobre el agua en Ávila.

Se ha reunido el Consejo Local de la Sostenibilidad para informarse, preguntar, y opinar sobre el problema del agua en Ávila. Problema del agua, que no el problema de la sequía. Desde que uso razón en esta ciudad el agua ha sido un problema; porque el agua nunca fue suficiente para todas las funciones que la necesitan y la ciudad requiere. Por supuesto que nunca fue bastante el agua cuando la sequía comenzaba, duraba o se extremaba. La sequía, en esta meseta continental nuestra, es periódica; sabemos, de siempre, que indefectiblemente viene y se va; y se repetirá el ciclo por muchas generaciones. Nuestra solución al problema no es entonces, solo, tomar medidas de eficiencia y ahorro –que las tomamos- sino que además, fundamental, sería captar la suficiente agua para que no nos afecte la sequía de vaivén, ya nunca, dentro del consumo habitual y previsión futura de nuestra ciudad.

El agua que en estos momentos capta Ávila por medio del embalse de Becerril, rio Mayor y el embalse de Serones no es suficiente, ni lo puede ser más. El agua de la presa de Fuentes Claras que se añade como aportación -hay que bombearla hasta el centro de tratamiento para su distribución- junto con las captaciones de pozos en el Soto y aguas subterráneas del Valle y otros lugares, además de seguir siendo aportaciones insuficientes, en el último caso se ha de ser cauto con ellas; la sostenibilidad e impacto ecológico que puede tener su extracción, en el medio natural, se paga a largo plazo.

La pregunta que viene a nuestra cabeza ciudadana es la siguiente: Si con la ciudad que tenemos, en número de habitantes y actividad (60.000), no hay agua suficiente periódicamente en época de sequía; ¿Qué hubiera pasado si la ciudad construida en la burbuja (aproximadamente 11.000 viviendas, equivalente a 30.000 habitantes más) se hubiera habitado en vez, por desgracia, de estar casi vacíos sus nuevos barrios? Nos moriríamos de sed no ya por la sequía, sino en condiciones normales de pluviosidad. El tremendo problema, de la falta de agua extrema, estaría con nosotros ya.

¿Hemos de dar gracias al fracaso de repoblación de la ciudad? ¿Qué previsiones tenía el equipo de gobierno municipal? Sabía perfectamente -si se hubiera producido normalmente la ocupación de las nuevas viviendas construidas y vendidas; y no digamos si se hubiera construido y ocupado todo lo que el Plan General preveía y ha devenido en frustración- que el fracaso del agua, después del boom, hubiera sido inmediato. No hay agua, no habría habido agua suficiente para noventa mil habitantes; ni hubiera sido posible dar de beber a tanta gente en corto plazo.

Sí, hay agua suficiente: con las Cogotas; pero esto exige infraestructura para captar, depurar y distribuir, cosa que en estos momentos no tenemos, ni de inmediato se piensa hacer, porque sobrepasa los medios económicos locales.

El equipo de gobierno que se cubrió los ojos ante esta situación, fue irresponsable; sabiendo lo que iba a suceder con este “burbujazo” constructivo ¿O sabía de sobra que no habría problema con el agua, porque esto del ladrillo era pura especulación de inversión rápida y fácil? ¿Sabía que los habitantes, para lo nuevo construido, no iban a venir? Probablemente todo eran buenas intenciones, torpes, de progreso malogradas. Pero lo que pasaría con el agua, cantado está.

FaceTweet it!

Anuncios

Acerca de jachamorro

Arquitecto por la ETSAM. Doctor en Bellas Artes por la UCM. Profesor Titular de Universidad en la Facultad de Bellas Artes de Madrid en la UCM.
Esta entrada fue publicada en Ávila y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La irresponsabilidad sobre el agua en Ávila.

  1. arama dijo:

    Desde Las Cogotas? Desde delante para atrás, contra el curso del agua? No hay otra posibilidad?

    • jachamorro dijo:

      Fuentes Claras ya se hizo con la intención de bombear agua (desde aguas abajo), a la estación depuradora, en caso de emergencias por la sequía. Las Cogotas está más aguas abajo todavía; pero parece indefectible que hay que crear una infraestructura de red y bombeo para suministrar el agua, de este embalse, a Ávila.
      Es la única solución, definitiva, para la falta de agua periódica que tiene la ciudad. Ávila, como ya digo en el escrito, tiene edificadas y vendidas –amén de todo lo que ha quedado sin construir del Plan General- viviendas para 30.000 habitantes más de los que tiene. Con la crisis no han llegado. Si hubieran venido, la debacle hubiera sido segura con esta sequía, y en lo sucesivo, mientras no se solucione el problema.
      Me figuro que por estrategia y cuestiones técnicas de la Confederación Hidrográfica del Duero el embalse de las Cogotas se hizo donde se ha hecho. Aguas arriba de Ávila, respecto la traída de aguas del embalse, hubiera sido más barato. Supongo que el embalse donde está era la situación más conveniente.
      Cueste lo que cueste, técnicamente parece ser que la solución definitiva para Ávila es ésta: Suministrar el agua desde las Cogotas.
      El Ayuntamiento debe pedir, con carácter urgente, las obras necesarias para realizar la infraestructura; corre prisa por si esos treinta mil nuevos habitantes llegan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s