Función, ética y estética. (Sobre el vertedero municipal de Urraca Miguel en Ávila)

 

Hoy un vertedero de basuras es una fábrica, y es una fábrica metabólica de nuestros desechos. En esta fábrica de procesado de detritus producimos otro metabolismo artificial del ciclo del metabolismo general de nuestra vida ciudadana.

Y una fábrica en este segundo decenio del XXI se supone eficaz funcionando, precisa en su maquinaria; limpia y no contaminante en todo su proceso de alimentación, generación y eliminación de sus productos. Un ciclo lo más cerrado posible.

Nuestros vertederos son fábricas que funcionan y en su función social son fábricas que éticamente responden.

Y los ciudadanos, agrupados en polis, viven bien porque se han organizado, y esos órganos han de funcionar limpios y bellos. No pedimos que un vertedero sea bello, o quizás sí, si encontramos la belleza en ese buen funcionamiento; en la belleza de un organismo, perfecto en su metabolismo. Y si ese organismo (esa buena fábrica está en un paisaje, en un hermoso entorno) pongamos los medios para integrarlo en la bella naturaleza.

El vertedero de Urraca, nuestro metabolismo último como biorregión, está en un barrio de nuestra ciudad. Se nos ha dicho que nuestro ayuntamiento, a través del Consorcio que gestiona el vertedero, nos va a pasar una tasa añadida a la que actualmente pagamos por las basuras. Bien, es otra vez momento de exigir a este Consorcio, y a la empresa contratada que lo lleva, que cumplan, en esta fábrica, con la Función, la Ética y la Estética.

Función:

  • No se está realizando el seccionamiento del vertedero en celdas periódicas, ni el correspondiente llenado y tapado con tierra vegetal. La periodicidad no es eficaz, ni normal, si se hace cada 8 o 10 años.
  • La recogida de lixiviados no se está haciendo conforme a la ley de recogida de estos productos altamente contaminantes. En numerosas ocasiones se ha comprobado que la balsa rebosa y contamina las tierras y prados lindantes. Me comunican que, de hecho, se ha producido muerte de ganado por este motivo y otros derivados del vertedero.
  • El voleo de plásticos y demás agentes contaminantes por gran parte del terreno de Urraca es evidente, haciendo poco por recogerlos inmediatamente.
  • Los olores, sobre todo en verano, van siendo cada vez más molestos en todo el barrio.
  • El mantenimiento del vallado metálico es precario.
  • Las cunetas que recogen las escorrentías son escasas y poco adecuadas y no se mantienen con la asiduidad que requieren.

Ética:

  • Dudamos que se estén haciendo análisis periódicos del grado de contaminación de las aguas freáticas, y tampoco de las superficiales bajo el mismo vertedero y alrededores de las fincas lindantes. Y, si se hacen, también dudamos que se hagan con la frecuencia que se requiere
  • Dudamos que la comprobación del aislante que se puso para que los lixiviados no penetrasen y contaminasen el subsuelo se haga con efectividad.
  • Los vecinos del barrio de Urraca se preguntan ¿Por qué paga Urraca el mismo impuesto que el resto de barrios si no tenemos el mismo servicio?
  • Los vecinos de Urraca tiene una gran servidumbre: el vertedero ¿Qué recompensa recibe Urraca por soportar este servicio que beneficia a toda la comarca?

Se dirá: hay servicios indispensables con sus correspondientes servidumbres y a quién le toca le toca. Bien; a Urraca le ha tocado, pero las servidumbres tiene su contraprestación. Urraca la pide.

Estética:

  • La barrera vegetal, que debería circundar el vertedero, es el día y hora que no se ha realizado. Hagamos del vertedero una fábrica con fachadas hermosas. Iba en proyecto y no se hizo; pasan los años, ¿se está esperando a que pasen otros diez? Estamos perdiendo el tiempo. La fachada vegetal de esta fábrica es hermosa por naturaleza, háganla cuanto antes, están incumpliendo su falta con la fealdad que supone el no tenerla. Están creando contaminación visual.

Nuestros vertederos han de ser fábricas metabólicas perfectas. ¿Lo es nuestro vertedero de Urraca?

Pedimos a nuestro consistorio que trabaje, que exija que así lo sea.

Señor alcalde si, indirectamente, disimulando vía otros organismos nos exige tasas ¿inevitables?; con la función, la ética y la estética ¡cumpla y exija!

FaceTweet it!

Anuncios

Acerca de jachamorro

Arquitecto por la ETSAM. Doctor en Bellas Artes por la UCM. Profesor Titular de Universidad en la Facultad de Bellas Artes de Madrid en la UCM.
Esta entrada fue publicada en Noticias de Concejal y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s